Novedades del trade marketingNovedades
El secreto del carrito de supermercado

secreto del carrito de supermercado marketing



En Alemania, como en todo el mundo, el concepto del carrito del supermercado ha mostrado un crecimiento a lo largo de los años. Este cochecito que ayuda con la carga de comida a través de los pasillos de los supermercados es cada día es más grande, mientras que las cajas se mantienen igual de pequeñas. ¿Sabía por qué esto es así? A continuación revelamos la opinión de los expertos en marketing.

Comprar todo lo necesario ya no es un problema. Los carritos de los supermercados son cada vez más grandes, tanto que la compra entera del mes es capaz de entrar en ellos. Sin embargo, muchos se han parado a pensar que el crecimiento de estos coches debería ser acorde al tamaño de las bandas de las cajas. Y es que en realidad, el tamaño de los carros tienen una meta: hacer creer al comprador que está cargando con pocos productos.

Mientras el comprador ve que aún queda espacio dentro del carro de su tienda favorita, la idea que mantiene en su cabeza es que aún cabe sitio para más cosas. Es más, varios libros de publicidad en la práctica recomiendan que: “se utilice coches de compra bastante grandes. Así, los clientes no tendrán la impresión de haber gastado mucho dinero. Al contrario, sentirán que queda aún mucho espacio y que seguro se han olvidado de algo”.

Asimismo, expertos en Marketing admiten que en estos libros se encuentran consejos como el de hacer más angostos los pasillos, para que las personas que pasen por ellos puedan ver más de cerca los productos. Además, está escrito que existe aún mejores resultados cuando se crean puestos especiales para aquellos que van rápido con sus compras, incluyendo junto a la caja una sección de pequeñas cosas que a cualquiera se le antojaría a último momento.

No todos los compradores se han fijado en estos detalles, pero sí consideran molesto el tener que pasar por caja con tantos productos que no caben dentro del espacio de la cajera, cuya velocidad hace amontonar los productos comprados dentro de un espacio diminuto.

 

Fuente