Novedades del trade marketingNovedades
Si no hay “feeling”, no hay compra!

Marketing Experiencia



Cada vez es más difícil conquistar la confianza de los consumidores por parte de los retailers, es por esto que el marketing experiencial ya es imprescindible a la hora de vender y conquistar el mercado. Son asombrosos los resultados de un estudio realizado por Outbrain, el cuál muestra los efectos que tienen las pruebas de producto en los clientes.

En pleno siglo XXI "la satisfacción del cliente ya no es suficiente, para diferenciarse se necesitan experiencias. Las experiencias son fuentes de emociones y las emociones son el motor de la toma de decisiones. No existe futuro para aquellas empresas que no las tengan en cuenta a la hora de hacer sus estrategias". Elena Alfaro
Si el marketing tradicional se centra en aspectos del producto como su calidad, sus características y sus beneficios, el marketing experiencial (también conocido como marketing de experiencias o marketing emocional) se centra en el propio cliente y en las experiencias que éste obtiene durante la comercialización y uso del producto o servicio. Por tanto, la clave está en que un cliente elige un producto o servicio por la vivencia que le ofrece antes de la compra y durante su consumo.

¿Y por qué la experiencia marca tanto? Según Scott Christ, escritor y emprendedor, "el marketing experiencial trata de establecer conexiones entre las marcas y los consumidores". Es por ello por lo que este tipo de marketing "compromete los sentidos de los consumidores y les permite interactuar físicamente con su marca".

Max Lenderman, fundador del Internacional Experiential Marketing Association (IXMA) y considerado uno de los pioneros en el campo profesional del marketing experiencial, propone una metodología de marketing experiencial en su obra Marketing Experiencial: La Revolución de las Marcas y señala estos 5 puntos:

     1. Las campañas de marketing experiencial deben suponer un beneficio significativo para el consumidor.

     2. El marketing experiencial se comunica en un diálogo personal entre el profesional del marketing y el consumidor.

E.g.: Hace no mucho en la acción llevada a cabo por IKEA en Japón. Para celebrar la apertura de una nueva tienda en Tokio, la marca sueca decoró los vagones de un metro con sus propios muebles y accesorios, llenando de color la acción. De esta forma, hay un diálogo directo con el consumidor, que ya no tiene que desplazarse a la tienda para vivir la experiencia de sentarse en un confortable sofá.

     3. Se basa en implicar a la gente de forma memorable.

     4. El marketing experiencial dará más poder al consumidor individual y desatará la evangelización a pie de calle.

     5. Será la clave del éxito o del fracaso de las marcas del futuro.

Ya lo decía el Instituto Nacional del Consumo hace más de una década: "El consumidor se ha vuelto escéptico. Ahora es mucho más difícil convencerle de las ventajas de una oferta. La opción posible de muchos anunciantes es la búsqueda de mecanismos de comunicación alternativos y de personificaciones o atributos éticos alrededor de las cuales presentar los productos".

 

Fuente